Páginas vistas en total

miércoles, 13 de junio de 2018

México, Canadá y USA sedes del mundial 2026

La máxima cita del fútbol se escenificará en tres países distintos del hemisferio norte tras obtener 134 votos sobre los 65 de Marruecos en el Congreso de la FIFA en Moscú.



Rusia / ciberpasquinero

Norteamérica albergará la Copa del Mundo de 2026, luego que los miembros de la FIFA se inclinaron por la seguridad financiera y el aparato organizativo de la candidatura de Estados Unidos, México y Canadá sobre las arriesgadas propuestas de Marruecos para el primer torneo que disputarán 48 selecciones.
La máxima cita del fútbol se escenificará en tres países distintos del hemisferio norte tras obtener 134 votos sobre los 65 de Marruecos en el Congreso de la FIFA en Moscú.
"Muchísimas gracias por este honor increíble", recalcó Carlos Cordeiro, presidente de la federación de Estados Unidos. "El fútbol es el gran ganador hoy... Será un privilegio organizar el Mundial de 2026".
El voto de las federaciones nacionales fue en público, en contraste al hermetismo que acompañó al proceso de 2010, cuando los directivos de la FIFA otorgaron las sedes respectivas de los torneos de 2018 y 2022 a Rusia y Catar.
La candidatura norteamericana pudo captar 11 votos de las federaciones de África. Acaparó casi todo las adhesiones del continente americano, con la salvedad de Brasil en el bloque de la Conmebol y la abstención de Cuba en la CONCACAF. 
Francia e Italia fueron las grandes potencias del fútbol que respaldaron a Marruecos. Puerto Rico figuró entre los miembros de la FIFA que se abstuvieron de votar por recomendación del organismo, ante un potencial conflicto de intereses.
Estados Unidos, cuyo anterior Mundial fue en 1994, albergará 60 de los 80 partidos en 2026, en un torneo que será ensanchado con 16 equipos adicionales en la competición. México y Canadá tendrán 10 partidos cada uno. Toda la actividad se concentrará en Estados Unidos a partir de los cuartos de final.

Tres mundiales
México será el único país del mundo en haber albergado partidos de tres mundiales distintos. Fue anfitrión en solitario en 1970 y 1986.
"Los mexicanos tenemos mucha pasión por el futbol, nos gusta involucrarnos en las copas del mundo", afirmó el presidente de la federación mexicana, Decio de María. "Nos gusta tomar parte en los festivales. Van a llegar más y seguirán llegando más".
Canadá, por su parte, será sede del Mundial masculino por primera ocasión.

Destino arriesgado
La promesa de generar 14.000 millones de dólares en ingresos ayudó a convencer a los votantes, además de no tener que abocarse a costosas obras de construcción al estar listos los 16 estadios en Norteamérica.
En contraste, Marruecos se antojaba como un destino demasiado arriesgado como anfitrión, dado que sus 14 estadios tenían que construirse o ser renovados como parte de una inversión de 16.000 millones de dólares en nuevas infraestructuras. 
Se trata de la quinta vez que Marruecos fracasa en un intento por obtener la sede del Mundial, con Sudáfrica como el único anfitrión del continente en la edición de 2010.
Aunque Marruecos estimó que los ingresos por venta de entradas y demás derechos alcanzarían los 1.070 millones de dólares, según un estudio de la FIFA, Norteamérica podría producir sobre los 2.000 millones en ingresos adicionales.

Corrupción
El MetLife Stadium, con un aforo para 87.000 espectadores, ha sido propuesto como sede de la final. 
El estadio se encuentra cerca de Nueva York, desde donde fiscales federales lanzaron una investigación aún en marcha sobre corrupción en la FIFA. 
Más de 40 dirigentes del fútbol y empresarios han sido imputados, fueron encontrados culpables o admitieron su culpabilidad.
La trama de sobornos dejó a la entidad futbolera al borde del abismo, mencionó el presidente de la FIFA Gianni Infantino previo a la votación.
"La FIFA estaba clínicamente muerta como organización", dijo Infantino al reflexionar sobre el momento que fue elegido en el cargo en febrero de 2016. "Dos años después, la FIFA está viva y ha recuperado su alegría y tiene una visión hacia al futuro".


  1. Números
El líder de la FIFA destacó que el organismo actúa con "transparencia total" en cuanto a sus finanzas y mencionó que se generarán más de 6.100 millones de dólares en ingresos dentro del periodo de cuatro años que corresponde al Mundial de Rusia.


martes, 5 de junio de 2018

Acusado de injerencia, el embajador de EEUU en Alemania genera la controversia


Europa / ciberpasquinero

Dirigentes alemanes piden la expulsión del embajador de Estados Unidos en Berlín, un acérrimo defensor del presidente Donald Trump que ha sido acusado de inmiscuirse en asuntos internos de Alemania, agravando la ya muy tensas relaciones bilaterales.
Richard Grenell asumió su cargo el 8 de mayo, e inmediatamente generó la polémica al tuitear que las empresas alemanas deberían dejar de hacer negocios con Irán, después de que Estados Unidos abandonara el acuerdo nuclear suscrito con la República islámica en 2015.
También habría afirmado el pasado fin de semana, al sitio de extrema derecha Breitbart, que "apoyaba" a la derecha radical en Europa. 
Además, es acusado por sus detractores de comportarse como "vicecanciller" alemán, al organizar reuniones con dirigentes extranjeros de primer plano que visitan la capital alemana.
El responsable socialdemócrata Martin Schulz, expresidente del Parlamento europeo, pidió el martes que el diplomático fuera reenviado a Washington.
"Lo que hace este hombre es inaudito en la diplomacia internacional", afirmó Schulz.

lunes, 4 de junio de 2018

La estructura interna de la FIFA y los casos de corrupción

Entre las condiciones que han permitido que la corrupción, el soborno y el tráfico de influencias florezcan en la FIFA están el poder político combinado con ingresos multimillonarios y la falta de control de los sistemas legales nacionales.




México, AMC / ciberpasquinero

El tráfico de influencias, la corrupción y los sobornos han sido parte de los escándalos que han sacudido al futbol mundial, de manera particular a la Federación Internacional del Fútbol Asociación (FIFA), que ha sido señalada por la presunta compra de votos para elegir a Rusia como sede del Mundial 2018, o la venta de derechos de transmisión muy por debajo de su valor real, así como otras situaciones que han sido documentadas desde hace algunos años.
Para Franco Bavoni Escobedo, quien obtuvo la licenciatura en Relaciones Internacionales por El Colegio de México y la maestría en Ciencias Sociales por la Universidad de Chicago, entre las condiciones que han permitido que la corrupción, el soborno y el tráfico de influencias florezcan en la FIFA están el poder político combinado con ingresos multimillonarios y la falta de control de los sistemas legales nacionales.
Durante su participación en el Primer Congreso Interuniversitario "Pensar el futbol desde el aula, la cancha y la grada", en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, Bavoni Escobedo indicó que desde su creación, en 1904, la FIFA tuvo la intención de ser la institución rectora del futbol a escala global y lo logró, para ello estableció un control férreo sobre su ámbito de interés, el cual fue tan fuerte que en la actualidad el futbol competitivo está en mayor o menor grado subordinado a lo que indique esta organización.
"Los padres fundadores de la FIFA creían en la separación entre deporte y política, esta supuesta separación ha hecho extremadamente difícil que las cortes nacionales regulen las actividades de la Federación, ya que la mayor parte de las disputas en el mundo futbolístico se resuelven a través del arbitraje privado, y como la FIFA es una organización internacional tiene impunidad diplomática ante los tribunales nacionales", expuso Bavoni.

Asunto interno
Además, el investigador agregó que, a diferencia de las entidades gubernamentales del ámbito internacional como la Organización de las Naciones Unidas, el financiamiento de la FIFA no depende de sus miembros, por lo que la rendición de cuentas es un asunto interno.
Al poder político de la FIFA hay que añadirle para el análisis de los casos de corrupción en los que ha estado implicada, la dimensión económica. 
Dedicada principalmente al deporte profesional, la FIFA fue una de las pioneras en el proceso de comercialización del deporte moderno gracias a su producto estelar: la Copa del Mundo. Y fue a partir de la década de 1980 que empezó a recibir enormes ingresos por concepto de entradas, transmisión, patrocinios, etcétera. A finales de los años noventa el torneo pasó de ser de millones de dólares a un asunto de miles de millones de dólares, destacó el autor del libro Los juegos del hombre: identidad y poder en la cancha.
Como resultado de los ingresos que se generaron a partir de los derechos de transmisión y patrocinios, la FIFA estableció programas de desarrollo y asistencia financiera para cada una de las asociaciones miembro, pero los beneficiarios de dichos programas, es decir las federaciones de futbol de cada país, eran los responsables de elegir al presidente, lo que llevó al establecimiento de redes clientelares en las que a cambio de la asistencia que daba la FIFA las asociaciones respondían con votos.

Caso Blatter
El caso del suizo Joseph Blatter ilustra cómo todas estas circunstancias pueden ser usadas para permanecer en el poder. Después de su primera elección entre acusaciones de soborno en 1998, volvió a enfrentar adversidades durante su campaña de reelección en 2002. 
La organización no estaba en las mejores condiciones financieras y Michel Zen Ruffinen, en ese entonces secretario general de la FIFA, publicó un documento acusando a Blatter de mala administración, enriquecimiento personal, conflictos de interés y sobornos, y a pese a estos señalamientos Blatter fue reelegido, recordó Franco Bavoni.
Los problemas continuaron y tras la selección en 2010 de Rusia y Qatar como sedes de la Copa del Mundo 2018 y del 2022, respectivamente, y la reelección de Blatter en 2011, se tomaron nuevas medidas, entre éstas, la creación del Comité Independiente de Gobernanza, que propuso varias reformas encaminadas a perfeccionar el funcionamiento del Comité de Ética de la FIFA, y del Comité de Auditoría, para impulsar la rendición de cuentas, supervisión y verificación de la integridad de los funcionarios de alto nivel.
Los resultados de lo anterior fueron mixtos, por una parte, el trabajo del recién nombrado Comité de Ética llevó a la renuncia de varios integrantes del Comité Ejecutivo de la FIFA (cuyos miembros eran los responsables de seleccionar la sede de la fase final del campeonato del mundo) y otros funcionarios de alto nivel por violar el código de ética, pero por otra, las señales de alarma no cesaron.
En diciembre de 2014 Michael García, antiguo fiscal federal de Estados Unidos, principal encargado de vigilar las acusaciones de corrupción en lo que se refería a las sedes de los Mundiales de 2018 y 2022, renunció debido a que la FIFA rechazó publicar su reporte completo de 400 páginas.
Luego y como resultado de una investigación realizada por Estados Unidos, las autoridades de ese país arrestaron en diciembre de 2015 a 16 funcionarios de la FIFA incluyendo a dos de sus vicepresidentes, escándalos que provocaron la suspensión de numerosos contratos de patrocinadores.

El principio de voto
"Blatter cayó en el 2015, pero de poco sirve un cambio de régimen si no se acompaña de una serie de reformas que atiendan al menos alguno de los puntos estructurales, como puede ser cambiar el principio de voto de un país; por ejemplo, que el delegado de las Islas Cook no tenga tanto poder como el de Alemania, Estados Unidos o Brasil en la elección del presidente de la FIFA", reflexionó.
Para lo anterior, Bavoni Escobedo explicó que algunos analistas han propuesto el modelo de un jugador un voto; es decir, que el peso del voto de cada país dependa del número de jugadores registrados en cada federación, sin embargo "la dificultad de que esto se materialice se basa en que tendrían que votar a favor las tres cuartas partes del Congreso de la FIFA (que es su órgano supremo y legislativo), y es evidente que los países pequeños no votarán en contra de sus propios intereses".

A principios de 2016 el Congreso de la FIFA aprobó una serie de reformas, entre
 las que destaca que esta comisión retoma la posibilidad de elegir
 la sede de la Copa del Mundo del 2026 para la que existen dos candidaturas: 
la de Marruecos y una conjunta presentada por Canadá, Estados Unidos y México.