Páginas vistas en total

jueves, 19 de octubre de 2017

Estrés materno y embarazo


Zacatecas, Conacyt / ciberpasquinero

Con una corte prospectiva de 321 mujeres zacatecanas, el Cuerpo Académico de Medicina y Epidemiología Molecular de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) evaluó la asociación entre la angustia o estrés materno con el desarrollo de trastornos hipertensivos en el embarazo e identificó pacientes con hasta veintiséis veces más posibilidades de desarrollarlos.
El equipo interdisciplinario de científicos, conformado por docentes investigadores de las Unidades Académicas de Medicina Humana y Ciencias de la Salud (Uamhycs), Ciencias Químicas (UACQ) y Enfermería (UAE) de la UAZ, trabaja en este estudio desde 2010, con la participación de centros de salud de Zacatecas y el Departamento de Genética de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), con financiamiento del Fondo Sectorial de Investigación en Salud y Seguridad Social en la convocatoria 2010 y 2012.
Para conocer factores de riesgo, datos demográficos y clínicos, además de la salud mental, incluidos síntomas somáticos, disfunción social, ansiedad e insomnio, el equipo de investigadores diseñó y aplicó en la semana 20 de gestación de mujeres embarazadas una escala —cuestionario— general de salud, en donde se identificó que las mujeres embarazadas con estrés presentan hasta 26.4 veces más riesgo de desarrollar un trastorno hipertensivo del embarazo.

jueves, 12 de octubre de 2017

Misterio y enigma de los Moais

Los moai llegan a medir hasta seis metros de altura y pesan varias toneladas, lo que acrecienta el misterio respecto de cómo los trasladaron desde las canteras hasta donde están ubicados.


Pascua, Chile / ciberpasquinero

Los moai de la Isla de Pascua, que fueron fabricados por los habitantes de esta posesión chilena, aunque algunos creen que son obra de seres extraterrestres, siempre estarán rodeados de un halo de misterio y enigma.
Construidos con la piedra extraída de una gran montaña, los moai llegan a medir hasta seis metros de altura y pesan varias toneladas, lo que acrecienta el misterio respecto de cómo los trasladaron desde las canteras hasta donde están ubicados.
Las explicaciones de los habitantes de Rapa Nui para la existencia de estas esculturas gigantes, que habrían sido construidas entre los años 700 y 1600 D.C., es que son representaciones de antepasados difuntos a quienes incluso se les recuerda con su rostro.
De hecho, el nombre real de estas figuras es "Aringa Ora O Te Tupuna", lo que en español significa "Rostros vivientes de los antepasados".
Los moai eran ubicados en los denominados "Ahu", plataformas de piedra volcánica encajada donde eran sepultados los ancestros y donde se les rendía culto. El ingreso a estos lugares es restringido porque son considerados recintos ceremoniales.
En la actualidad existe una cantidad superior a los mil moai, los que están repartidos por toda la Isla de Pascua y la mayoría de los cuales está "mirando" a su gente a modo de protección a sus descendientes y a su tierra.

¿Por qué sólo siete de estas monumentales figuras de piedra volcánica le dan la espalda a la tierra?

Estos particulares moai se encuentran en el "Ahu Akivi" ("Los siete exploradores"), el que está situado 2.6 kilómetros hacia el interior de la costa oeste de la isla, lo que también es llamativo debido a que el resto de las esculturas están en el borde costero.
Los habitantes de Rapa Nui explican que el sacerdote de Hotu Matu'a, primer rey de Isla de Pascua y alto jefe de la mítica isla Hiva, les contó que Hiva se hundiría y que debían buscar nuevos territorios, por lo que el rey mandó a siete exploradores a buscar otras tierras.
Estos exploradores encontraron la tierra "Te pito o te kainga" ("Punto extremo de la matriz"), siendo los primeros en pisar ese territorio. En honor a ellos fueron creados estos siete moai que no miran hacia el interior de la isla porque su tierra es Hiva y allá están sus ancestros.
Además, muchos se preguntan qué son las cosas rojas que los moai llevan en la cabeza y la respuesta la entrega un pascuense a Notimex: "esas cosas que ustedes ven en la cabeza son objetos que siempre quisimos estudiar qué eran y descubrimos algo asombroso: es el pelo", señala en tono irónico.

      

Pero los moai no sólo serían lo que se ve superficialmente. 
Bajo la tierra se escondería supuestamente el resto de las esculturas, cerca de ocho metros de piedra tallada que representarían el cuerpo entero de los ancestros y no solo la cabeza, como muchos creen.
La cantera del volcán Rano Raraku era el lugar donde estas esculturas eran talladas. Cientos de moai a medio terminar aún se encuentran en ese lugar, donde se construían a partir de piedra volcánica.
Otra de las interrogantes es que algunos moai están situados a unos 30 kilómetros de distancia de la cantera, por lo que cabe preguntarse ¿cómo movieron estas estatuas de cinco toneladas de peso en promedio?
Según los propios habitantes de esta posesión chilena ubicada en el Pacífico, a tres mil 700 kilómetros del continente sudamericano, los moai "caminaban" mediante una especie de balanceo, mientras que otros comentan que los mismos escultores movían estas estatuas con el poder de su mente o "mana", aunque algunos hablan de trineos o rodillos de madera.
Probablemente éste es el único misterio en torno a los moai que aún no se resuelve. Incluso existe una historia en la isla que cuenta que, una vez, una señora comía un pez cerca del borde costero y los moai le pidieron comer. Estos terminaron con todo lo que la mujer tenía y ésta lanzó una maldición, la que hizo que los moai perdieran su movilidad.
De esta forma, la Isla de Pascua y sus moai seguirán estando rodeadas por un halo de misterio, lo que mantendrá el interés de miles de turistas por visitar cada año esta posesión chilena ubicada en el "Ombligo del mundo".


domingo, 8 de octubre de 2017

Alertan sobre picadura de arácnidos en Jalisco

Ante picadura, los centros del IMSS brindan atención inmediata a aquellos que presentan vómito, dificultad respiratoria, salivación excesiva o ulceraciones en la piel


IMSS / ciberpasquinero

El jefe del servicio de Urgencias adscrito al Hospital de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Ramón Iván de Dios Pérez, alertó a la población sobre las picaduras de insecto.
"No todas las picaduras de insecto ameritan atención médica inmediata, sólo aquellas que, en 24 horas de evolución o menos, provoquen síntomas como náuseas, vómito, dificultad respiratoria, salivación excesiva y/o ulceraciones en la piel", explicó.
Dijo que la "violinista" y la "viuda negra", son los dos principales tipos de arácnidos que, luego de una agresión al ser humano, ponen en peligro la vida.
Muchas de las lesiones son en forma de diana, es decir con un punto blanco en el centro y circunferencia roja alrededor, las cuales deben supervisarse de manera continua a fin de notar cualquier anomalía.
Detalló que generalmente a la araña violinista la encontramos al sur y al oeste del estado de Jalisco, en cementerios, en el campo; es raro que las veamos en áreas urbanas. La llamada "viuda negra", en realidad es muy noble y poco agresiva, no son violentas.
"Los ataques se dan accidentalmente, cuando la araña se siente atacada. Quizá el niño estaba jugando con la araña y esta se hizo bolita fingiendo estar muerta para que su 'depredador no la mate'. Si se vuelve a tocar (al animal), va a morder", señaló.

Caracterizadas por un tono marrón arenoso uniforme con una tonalidad ligeramente más oscura en el centro (sin rayas u otros pigmentos) y un color negro uniforme con una figura de reloj de arena color rojo respectivamente, las arañas "violinista" y "viuda negra" poseen veneno.
"Son enzimas capaces de destruir el tejido con el que tuvieron contacto e incluso de afectar las funciones vitales, por lo que es importante que si la persona las identificó como causantes de la lesión, acuda inmediatamente a consulta médica, antes de que aparezcan los síntomas ya descritos", precisó.
Otros tipos de arácnidos, como las tarántulas, no causan envenenamiento al ser humano, sin embargo, sus picaduras afectan directamente al sistema nervioso, provocando un intenso dolor. Si hay dificultad respiratoria hay que acudir de inmediato a la unidad médica más cercana.
"Si persisten los síntomas durante dos o más días (sin que esté en riesgo ninguna función vital) lo recomendable es solicitar una consulta con el médico familiar, cuya prescripción mejorará los síntomas", agregó.