Páginas vistas en total

domingo, 31 de agosto de 2014

Hindo-mexicano recibirá Premio Mundial de la Alimentación 2014

Sanjaya Rajaram, científico hindú nacionalizado mexicano, recibirá en
octubre próximo el Premio Mundial de la Alimentación 2014, considerado
como el Nobel de la agricultura, por sus investigaciones sobre el
desarrollo de trigo de alto rendimiento.
El trigo es uno de los tres cultivos más sembrados del mundo, los
otros dos son el arroz y el maíz.
Forma parte de la dieta de poblaciones que viven en condiciones
ambientales muy diversas: altitudes bajas y altas, en regiones
cercanas al ecuador con climas muy cálidos y regiones heladas cerca de
los polos.
Es un cereal que se almacena fácilmente y puede transformarse en una
enorme variedad de alimentos, desde el pan hasta la cerveza.
Es una fuente importante de nutrientes y energía y su demanda crece cada año.
También es fundamental para la seguridad alimentaria global, ya que
actualmente es la principal fuente de calorías y proteínas de 4 500
millones de personas en más de 100 países.
Rajaram nació en 1943 en una pequeña aldea en el estado de Uttar
Pradesh en el noreste de la India, en una granja de cinco hectáreas
donde su familia cultivaba arroz, trigo y maíz.
Y en una época en que el 96% de la población rural de ese país no
recibía educación formal, él terminó la educación básica, la
licenciatura en agricultura en la Universidad de Gorakhpur y la
maestría en el Instituto Indio de Agricultura en Nueva Delhi.
Viajó a Australia, donde hizo el doctorado, y ahí un colega le sugirió
que se fuera a México, al Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz
y Trigo, el CIMMYT.
Llegó en el año de 1969 e inició sus experimentos cruzando variedades
de trigo de invierno con las de verano, buscando mejorar la calidad
del grano y su adaptación a diferentes condiciones climáticas y de
suelo, así como aumentar la resistencia de esta planta a enfermedades
que cada año destruyen cientos de miles de hectáreas de cultivos.
Rajaram desarrolló 480 variedades de trigo que se cultivan
actualmente en 58 millones de hectáreas en todo el mundo y también
variedades resistentes a la roya, la enfermedad más dañina para el
trigo en todo el mundo.
Al darse cuenta de la importancia de compartir libremente el
conocimiento para permitir a los países pobres producir más alimentos,
Rajaram formó una red mundial de conocimiento científico sobre el
trigo que permitió hacer más accesible este cultivo a regiones de
pocos recursos del mundo.

--
Somos
Ciberpasquinero

No hay comentarios:

Publicar un comentario