Páginas vistas en total

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Las tasas de homicidio mayores tasas de homicidio están en América Latina y el Caribe


 Un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la violencia interpersonal en el mundo muestra que algunos países de América Latina y el Caribe tienen las tasas de homicidio más altas, así como la mayor cantidad de ese delito cometido con armas de fuego.
El estudio sobre la situación mundial de la prevención de la violencia 2014 fue publicado en Ginebra conjuntamente por la OMS, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).
La OMS estima que en 2012 hubo 165.617 muertes en la región por homicidios, es decir, 28,5 homicidios por 100.000 habitantes, más del cuádruple de la tasa mundial de homicidio.
El asesor sobre Desarrollo Sostenible y Seguridad Humana de la Organización Panamericana de la Salud, Marcelo Korc, señaló que muchos Estados miembros toman medidas para abordar este problema de violencia, pero añadió que sigue siendo un reto enorme llevar a cabo programas eficaces de prevención y tratamiento.
El documento declara a Venezuela (90%), Guatemala (86%), Honduras (84%), Colombia (80%), Panamá (80%), El Salvador (77%) y Trinidad y Tabago (77%), como los países con las tasas más altas de homicidios de la región.
El texto también señala que las armas de fuego se utilizan principalmente en los homicidios de la pareja en las Américas y que el 30% de las mujeres que han estado en pareja por lo menos una vez informan que han sufrido violencia física o sexual, o de ambos tipos, en algún momento de su vida.
Para reducir los niveles de violencia, el informe recomienda 18 programas que constituyen las "mejores inversiones", entre ellos los que abogan por la reducción de la disponibilidad y el consumo nocivo de alcohol; leyes y programas para reducir el acceso a armas de fuego; programas escolares para enseñar a los niños y los adolescentes "aptitudes para la vida", como la resolución de conflictos sin recurrir a la violencia; y esfuerzos para cambiar las normas de género que apoyan la violencia contra la mujer.



No hay comentarios:

Publicar un comentario