Páginas vistas en total

jueves, 6 de noviembre de 2014

El papel del hielo ártico ayudando a retirar dióxido de carbono de la atmósfera

Solo recientemente la comunidad científica ha asumido que el hielo
marino tiene una influencia en el balance de dióxido de carbono del
planeta.
Se sabe desde hace mucho tiempo que los océanos terrestres son capaces
de absorber enormes cantidades de dióxido de carbono (CO2).
Pero se tendía a creer que esto no se aplicaba a las áreas oceánicas
cubiertas con hielo, porque a este se le consideraba impenetrable a
efectos de dicha absorción.
Sin embargo, esto no es verdad, y los últimos descubrimientos al
respecto muestran que el hielo marino en el Ártico atrae grandes
cantidades de CO2 de la atmósfera hacia el océano.
El equipo internacional de la investigadora Dorte Haubjerg Søgaard, de
la Universidad del Sur de Dinamarca, y del Instituto de Recursos
Naturales de Groenlandia, en la ciudad groenlandesa de Nuuk, ha
completado unos análisis detallados del hielo marino en Groenlandia.
Los resultados de estos análisis indican que dicho hielo podría tener
una influencia notable en el ciclo global del carbono, y que los
procesos químicos influyen más que los biológicos sobre la capacidad
del hielo marino de retirar el CO2.
Debido al calentamiento global, áreas cada vez más grandes de hielo
marino se funden en el verano, y cuando el hielo marino se recongela
en invierno es más delgado y ocupa menos espacio.
La inquietante y evidente conclusión al respecto de esto es que la
disminución de hielo marino ártico puede acarrear un incremento de la
concentración atmosférica del CO2, con la consiguiente aceleración del
calentamiento global, y mayor tasa de derretimiento de hielo, en un
círculo vicioso, debido a que una menor cantidad de hielo marino en el
Ártico retirará menos CO2 de la atmósfera, tal como alertan los
autores del nuevo estudio.
Si los resultados que han obtenido en su investigación son
representativos, entonces el hielo marino del planeta ejerce un papel
mayor de lo que se esperaba, y esto se debería tener muy en cuenta en
las estimaciones sobre los efectos futuros de las crecientes
concentraciones de CO2 en la atmósfera.

--
Somos
Ciberpasquinero...

No hay comentarios:

Publicar un comentario